21


Me bastaron siete veranos para comprender que me gusta el invierno.
Once para creer lo del príncipe azul
Dieciséis para descubrir que no es real
Diecisiete para cometer un error que me enseño
Dieciocho para ser infiel
Veinte para querer (el príncipe no era azul)
Y veintiuno para empezar.

posted under | 4 Comments

Suave, el viento me abraza, me consuela.
y es el olor de la tierra mojada, el color
del invierno, el que me hará recordarte desde ahora.

Así lejano veo tu rostro.
Y te imagino desde mi ventana
esperando que la luna
proyecte mis recuerdos
y la lluvia, lentamente, los devuelva;
y así se plasmen en este cristal, que me
impide disfrutar esos recuerdos.

posted under | 1 Comments
Entradas más recientes Entradas antiguas Página principal

Followers


Recent Comments